(Versión audio)

Cómo ganar una discusión según el aclamado filósofo Se-Xing Gah Lin Doh

20 de agosto de 2053.
Madrid, Spaña.


Bienvenides a una nueva edición de Meditaciones de Gah Lin Doh, la sección favorita de los internautas de 2053 donde compartimos y analizamos las reflexiones que el ilustre filósofo Se-Xing Gah Lin Doh escribió en su diario, blog, cuentas de redes sociales y demás medios creativos entre los años 1995 y 2045 (sí, esto quiere decir que muchas de dichas reflexiones fueron escritas durante los heroicos acontecimientos que dieron lugar a La Revolución de la Autoestima, el suceso más importante de la historia de la humanidad).

Yo soy su anfitriona María Muhammad Chiang y el día de hoy compartiré con ustedes una carta proveniente del año 2003, exactamente hace 50 años.

En esa época Gah Lin Doh seguía siendo un joven filósofo que daba golpes por la vida sin saber exactamente a qué causa quería dedicar todo su tiempo, energía y atención.

Lo que sí tenemos por seguro gracias a su extensa colección de escritos es que Se-Xing siempre demostró interés por entender la conducta humana con la intención de reducir la agresividad, incomodidad y aburrimiento que se hallaba en muchas interacciones entre familiares, amigos y a veces totales desconocidos.

«¡Cada interacción con otros seres humanos podría ser vibrante y enriquecedora si esa fuese nuestra intención!» aclamó el filósofo en una de sus posteriores cartas escrita en octubre de 2016.

La meditación de hoy viene de su diario escrito a mano y trata principalmente de la agresividad. Más específicamente: de las discusiones.

Porque aunque bien sabía Doh que las discusiones son necesarias, tenía mucho que decir al respecto…

Cómo ganar una discusión (junio de 2003)

No me sorprende que haya tanta gente amargada: no saben discutir.

Las discusiones son la base sobre la cual se asientan muchas de las mejoras más importantes que pueden experimentar tanto individuos como sociedades. A través de ellas se revelan las verdaderas preocupaciones del alma y se aprovecha el inmenso poder de la mente para comprenderlas y resolverlas.

Claro está que casi nadie conoce esta realidad.

Para muchos, las discusiones no son una oportunidad de escuchar a otros exponer sus ideas e intentar conciliarlas con las suyas, sino una desagradable disputa donde debe existir un ganador y un perdedor.

¡Qué tontería!

En ninguna discusión ha existido jamás un único ganador y un único perdedor. La realidad, por dura de aceptar que pueda ser, es que o ganan todos, o pierden todos.

El padre que señala el error de su hijo poniéndolo «contra las cuerdas» hasta que no le quede más remedio que aceptarlo no está ganando la discusión, está perdiendo la oportunidad de ser comprensivo, amoroso y humilde ante una persona con menos experiencia.

El novio que saca en cara todos los errores de su novia en los últimos seis meses para llevar la atención a otro lado luego de olvidar una fecha importante no está ganando la discusión, está perdiendo la oportunidad de ser responsable por sus acciones y demostrarle a su pareja que su amor es más fuerte que su ego.

Las jefas, los esposos, los vendedores, los compañeros…

Ninguno de ellos gana discusiones a menos que el resto de los involucrados ganen también.

La discusión es un juego en equipo. Todos están en el mismo bando tratando de conseguir el mejor de los acuerdos para que cada quien se vaya contento a casa.

Es por eso que justo en el momento en el que una discusión se convierte en un conflicto, todos son perdedores: olvidan las normas y empiezan a jugar a otra cosa.

Jugadores de fútbol queriendo hacer jonrón.

Corredores de maratón boxeando hasta conseguir el knockout.

Han perdido el punto.

¿Quieres ganar una discusión? 

Hazlo con empatía. Entiende al otro primero y luego hazte entender. Recibe sus ideas escuchando con respeto y el mismo respeto te será devuelto. Comprende que la meta es el acuerdo y dejarás de luchar por eventos pasados, opiniones desinformadas y minúsculos detalles que no le importan a nadie excepto a nuestro ego.

Así se gana una discusión.

Se-Xing Gah Lin Doh es un personaje de mi nuevo libro La Revolución de la Autoestima, que ahora mismo está en proceso de edición y será publicado en los próximos meses. Haz clic aquí para obtener un extracto gratuito del libro.


Más de Gah Lin Doh:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *