Hola, soy Alejandro Luis Acosta y en este blog aprenderás cómo construir una mejor vida utilizando tu creatividad.

Para efectos del universo alejandroluis.com, la definición de «creatividad» es:

La capacidad de absorber información y convertirla en soluciones originales para todos los problemas que se nos presenten.

Esto quiere decir que ser creativo no significa solo componer canciones o hacer origami, sino también empezar a hacer ejercicio (aunque odiemos el ejercicio con todo nuestro ser), construir relaciones más sanas con las personas que queremos y modificar nuestros hábitos para procrastinar menos y crear más.

Todos los problemas, especialmente los más importantes, pueden ser solucionados con una mezcla de información y creatividad. Para demostrar esta idea te contaré mi historia.

Mi historia

De flaco a fitness

Mi carrera como escritor comenzó mucho antes de empezar a escribir. Fue en el 2014 cuando utilicé mi creatividad por primera vez para resolver el problema más complicado que he enfrentado hasta el momento.

Desde que tengo memoria soy alguien alto y delgado. Esto no me traía problemas cuando era niño, pero a medida que fui creciendo y llegué a la adolescencia, las burlas y críticas empezaron a llover sobre mí hasta convertirme en alguien inseguro, irritante y muchas veces, falso.

Ya en la universidad, a los 19 años, me inscribí en el gimnasio con un amigo y por fin me encaminé en el proceso de subir de peso. En un principio no vi resultados y me hallé enormemente frustrado, pero luego de ocho meses entrenando constantemente descubrí el santo grial de información fitness (YouTube) y conseguí subir 15 kilos en 12 meses utilizando las lecciones que aprendí de entrenadores, modelos y culturistas que compartían sus conocimientos en diferentes sitios de internet.

A la izquierda: yo en 64kg. A la derecha: yo en 80kg.

Ser creativo fue clave para conseguirlo porque estudiaba una carrera exigente (Ingeniería Civil) y tenía poco dinero para comprar toda la comida que necesitaba. Aun así, no hay ningún obstáculo que no pueda ser vencido con información y creatividad: a los 21 años dejé oficialmente de ser «el flaco» y comencé a recibir elogios y admiración en lugar de chistes relacionados con mis delgados brazos.

Gracias a este proceso no solo subí de peso, sino que me convertí en un nuevo yo al descubrir el poder de la constancia, los hábitos y el conocimiento.

Emigrando de Venezuela a España

En 2018 mi situación se complicó bastante cuando decidí mudarme a Madrid con mi novia y probar suerte siendo independiente de mis padres, algo que muchos venezolanos hemos experimentado pero no por eso deja de ser difícil.

El primer año pasé por trabajos frustrantes y mal pagados que me llevaron a algunos de los momentos más complicados de mi vida. En esa época rocé la depresión y cada día me sentía torturado por la ansiedad de no saber cuál debía ser mi próximo paso.

La situación me llevó a buscar soluciones y lo que mejor funcionó fue una mezcla de videos motivacionales sumados a libros de ventas, persuasión y neurociencia, que funcionaron muy bien mientras me estabilizaba en el país y aprendía a administrar mi tiempo y dinero sin tener el respaldo de mi familia.

No pasaría mucho tiempo antes de que estos temas me llevaran a otros más profundos e interesantes: los videos motivacionales pasaron a otro plano y las ventas y la persuasión se convirtieron en emprendimiento y autoconocimiento (la neurociencia sigue en mi lista).

A lo largo de los últimos tres años he aprendido las lecciones de mentores mundialmente reconocidos como Tony Robbins, Tim Ferriss, Joe Dispenza, Seth Godin, entre otros expertos exitosos en diversos campos. Todo este aprendizaje me ha llevado a enormes cambios en mi vida laboral y personal.

Con el pasar de los meses abandoné los detestables empleos que tanto odiaba cuando llegué a Madrid y conseguí un puesto de recepcionista que me permite escribir y vivir tranquilo. También mejoré mi relación amorosa hasta llevarla a un punto muy saludable y construí una rutina diaria que me permite cuidar mi cuerpo, mente y espíritu todas las mañanas antes de empezar formalmente el día.

Desde el punto de vista económico, me mudé dos veces de departamento y ahora vivo en un sitio perfecto para lo que necesito, compré una moto que me liberó del transporte público y pagué un curso de escritura que potenció mis capacidades y el alcance de este blog. Todo esto sin tener ni un euro de deuda con los bancos—esto último gracias a libros como Padre Rico Padre Pobre y Los Secretos de la Mente Millonaria.

Arriba a la izquierda: mi primera habitación en Madrid. Nótese el desorden, el mal trabajo de pintura, el poco espacio y la casi transparente cortina. Cabe destacar que esta fue una foto para recordar las «mejoras» que habíamos hecho. Antes estaba peor. La foto de arriba a la derecha también es en ese antiguo y descuidado departamento. // Abajo a la izquierda, mi habitación actual antes de mudarnos al departamento donde mi novia y yo vivimos hoy en día. Solo el ventanal denota el enorme cambio entre un sitio y otro. // Abajo a la derecha, yo en mi nueva moto el día en que la estrené. Debajo del casco hay una enorme sonrisa.

Aunque no he cumplido todos los objetivos que me he planteado, el uso de mi creatividad ha sido clave para seguir avanzando sin quedarme estancado. Muchas veces pienso que si no fuera por los libros, fácilmente podría estar en el mismo empleo que tenía cuando llegué a Madrid odiando mi vida y a todos mis compañeros de trabajo.

De escritor fracasado a escritor de éxito

Este sigue siendo un trabajo en proceso. Una sección de esta página que espero modificar en un futuro cercano para decir «lo logré».

Luego de casi tres años escribiendo sigo sin considerarme un escritor de éxito por dos motivos:

  1. Mis escritos no han llegado a todas las personas que deberían llegar.
  2. Sigo sin generar suficiente dinero con esta actividad como para dejar mi empleo tradicional y dedicarme únicamente a escribir.

Por otro lado, no tengo ninguna duda de que esto sucederá en algún momento. Al igual que con el aumento de peso y el cambio de mi situación laboral/económica, dos problemas que en principio parecían imposibles de solucionar, entiendo que construir una carrera como escritor requerirá tiempo, información y creatividad.

En lugar de optar por el camino «fácil» de utilizar mi título de ingeniero para conseguir un empleo que me aleje de mis sueños y me provoque una crisis de la media edad a los 45 años (arrepintiéndome por no seguir mis pasiones cuando era joven), he decidido tomar el camino complicado pero satisfactorio de construir una plataforma desde cero y ayudar a otras personas a conseguir objetivos como los que yo he conseguido mientras sigo descifrando como alcanzar mi próxima meta: ser un escritor de éxito.

Construir una mejor vida utilizando tu creatividad.

De eso se trata este blog.

Descarga el manifiesto

Hay muchas personas que, al igual que yo, se niegan a seguir el camino tradicional que la vida pone frente a ellos porque desean diseñar la vida plena, vibrante y satisfactoria con la que sueñan desde niños. Si es tu caso, descarga ahora mismo el manifiesto El manifiesto de las almas creativas rellenando el siguiente formulario:


Nota: al rellenar el formulario y obtener El manifiesto de las almas creativas serás invitada/o a formar parte Viernes de Insight (la lista de correos de alejandroluis.com), donde recibirás La Reflexión de la Semana, La Recomendación de la Semana e información exclusiva para los suscriptores de esta web. It’s good stuff.

Recibirás un correo electrónico de confirmación con un enlace para confirmar tu suscripción. Acéptalo y únete al círculo privado.

Si quieres darte de baja, puedes hacerlo fácilmente en la parte inferior de los correos, donde dice unsubscribe. Es sencillo y rápido.