Navegando por
Categoría: Ficción

Explicación del post «Me encanta beber mi propia orina»

Explicación del post «Me encanta beber mi propia orina»

¿Pensaste que me había vuelto loco? ¿Quedaste como María Laura que al principio no entendió y al final tampoco? Aquí te voy a explicar qué quería decir cuando escribí ese post cuyo mensaje principal es: No todo es lo que parece: incluso lo que ves con tus propios ojos es una realidad «ficticia» Lo primero a entender es el contexto. ¿Quién escribe ese texto? ¿Desde donde lo escribe? ¿Se supone que soy yo (Alejandro) quien está escribiendo esas palabras o…

Leer más Leer más

Crisis de la mediana edad

Crisis de la mediana edad

—Sí, compadre. Así como te estoy diciendo. —¿En serio? ¿Y de qué edad? —25 tenía compadre. Lo máximo. Puro lomito fresco y del bueno. —Sí, me imagino. Me alegro de que tu mujer no se haya enterado. —Tú sabes cómo es. Uno tiene que andar siempre con cuatro ojos por ahí y más nada. —Mira, voy a hablarte claro. Esto suena bien, pero yo creo que tú lo que tienes es un problema. —¡Claro que tengo un problema, compa! El…

Leer más Leer más

Se acabó la guerra

Se acabó la guerra

A D. Pablo G. Madrid a 30 de diciembre de 1945. Querido hermano. Ha sido un año de locos, pero debo admitir que siento cierta nostalgia al verlo llegar a su fin. Al fin terminó la guerra que parecía no tener final. Una guerra donde solo ha habido perdedores a pesar de que emisoras de radio y periódicos aclamen la «victoria» de los aliados. Siguen esforzándose por simular que esto fue un combate de boxeo en lugar de un siniestro…

Leer más Leer más

Me encanta beber mi propia orina

Me encanta beber mi propia orina

Puede que esto suene raro, pero en los últimos meses he adquirido un exquisito gusto por beber mi propia orina. Incluso disfruto el de otras personas siempre y cuando cumplan con ciertos requisitos. Quizás te parezca asqueroso, mi querido lector, pero debes entender que yo pertenezco a una raza avanzada y que estas cosas son comunes en el sitio donde habito. Mis antepasados descubrieron hace cientos de años que las percepciones de nuestro cerebro no son reales sino más bien…

Leer más Leer más

Te vas a morir joven, papá

Te vas a morir joven, papá

“Es que tu no lo entiendes porque no tienes mi edad, hijo” le dijo su padre con una mirada de convencimiento que le hacía arder de impotencia. “Si fuera más joven, quizás podría hacerlo, pero es que ahora tengo tantas cosas que hacer que no tengo tiempo para andar ‘haciendo gimnasio’ ni nada de eso”. «¿Y por qué no empiezas con solo un poco?” respondió su hijo “¿Con algo suave que puedas hacer casi sin darte cuenta? Cinco minutos son…

Leer más Leer más